lunes, 6 de diciembre de 2010 | By: Samuel Rodríguez Alonso

Si puedo vivir sin ti, si hay manera



La primera vez que ella me miró, parecía que nada en el mundo podía preocuparla. Como si el fin del mundo fuera a saberle a poco. Era fácil enamorarse de una mirada como aquella.
Mi vida se convirtió en un juego. Y era agradable, ¿a quien no le gusta jugar? Pero el calendario tenia marcados los días que duraría la diversión. Y cuando llegó al final, empezaron los problemas.
Nunca soporté los pequeños malentendidos, los enfados por tonterías, los momentos incómodos, las peleas, los portazos y las voces más altas que otras. Nunca aprendí a decir lo que tú querías oír. Nunca soporte las relaciones.
Me propuse olvidarla. ¿Cómo se olvida a alguien?, ¿acaso el olvido es un acto voluntario?, ¿o es como el latir del corazón?... ¿Lo controlamos? Solo sé que cuanto mas quería olvidarte, más pensaba en ti.
Estuvo en mis manos arreglar lo nuestro. Era tan fácil como pronunciar aquellas dos famosas palabras. Pero.... Yo siempre desconfío. Construyo murallas a mí alrededor y no dejo que nadie entre. No permito que nadie llegue realmente a conocerme, ni que llegue a importarme demasiado. Tengo mis buenas razones, como todos supongo. Pero antes o después hay que aflojar. O si no, tus propias murallas te ahogarán. Ahora es demasiado tarde para solucionarlo.
El aislamiento siempre fue mi salida favorita. Cerrar las ventanas del alma y las puertas del corazón, no dejar que se escapen sentimientos por la rendija de las relaciones humanas. Abandonar las emociones a su suerte.
Y es que no puedo seguir jugando a este juego. Todo lo que construimos juntos… ¿Dónde esta ahora? Desapareció en un abrir y cerrar de ojos. Cambió la dirección del viento y de repente ya no queda nada.
Ese es el problema de aferrarse a las personas, que cuando se hayan ido, también desaparece una parte de nosotros.
No volveré a decir que te necesito por mucho que mi corazón acuchille mi pecho. No volveré a malgastar palabras. Me pediste que te olvidara y te olvidé.

3 comentarios:

Maria Leaf's Fall dijo...

Me ha gustado bastante esta entrada, se ha quedado genial (:

Maria Leaf's Fall dijo...

Por cierto, ¡me gustan las canciones que tienes en tu reproductor! Buen gusto musical :D

Anónimo dijo...

te amo!!

Publicar un comentario