martes, 15 de marzo de 2011 | By: Samuel Rodríguez Alonso

Donde los amaneceres deciden despertar

En mitad del mar, entre agua y sol, es en el único lugar donde puedes encontrar un cachito de ti, donde no da miedo echar a volar.
Un viaje donde el sol no deja de brillar, pues esta buscando tus deseos allá donde los escondiste, dibujando sombras increibles.

¿Vienes conmigo a la inmensidad del océano, o te quedas en la costa soñando con un quizás que nunca fue? Decide, porque nuestro tiempo tiene las horas contadas... Solo tenemos que pensar en lo lejos que queramos ir.

1 comentarios:

Elena dijo...

Gracias por escribir algo nuevo, siempre es un deleite leerte.

Publicar un comentario