viernes, 9 de septiembre de 2011 | By: Samuel Rodríguez Alonso

Volteretas en el césped

El movimiento de rotación lunar ha vuelto a su curso. Sobrevivimos a la revolución sideral y ahora el destino nos dio el si, quiero.

El océano vuelve a teñir la costa de alegría con sus aguas cristalinas, y las estrellas emergieron del suelo, para volver a componer la sinfonía espacial del astronauta que vuelve a casa, para dar volveteras en el césped.

0 comentarios:

Publicar un comentario