viernes, 16 de mayo de 2014 | By: Samuel Rodríguez Alonso

Olvida la paz interior

Parece que estamos en el mundo para aceptar respuestas prefabricadas sobre como los dioses te salvaran cuando ya hayas muerto. Parece que debemos acostumbrarnos a los latigazos, hacernos mayores cuanto antes y luego querer volver a ser joven. Para arrepentirnos de las cosas que no hicimos o no debíamos hacer. Estamos aquí para ir al cine y salir quejándonos de la mierda de película que hemos visto. Y volver al cine a la semana siguiente.

Parece que hay que consumir drogas para resistir el ritmo de la vida, trabajar 8 horas al día y sentirte afortunado. Tener ropa de entretiempo en tu armario por lo que pueda pasar y una mentira en el bolsillo para no ofender a quien quieres. Dormir 8 horas y tener una maldita dieta equilibrada.



Yo quiero estar en el mundo para beber cerveza y para fumarme un cigarro. Para no ser consciente de nada en absoluto y bucear en lo absurdo. Para olvidar la paz interior y vivir mi vida de tal manera, que la muerte tiemble cuando venga a buscarme.


0 comentarios:

Publicar un comentario