jueves, 3 de julio de 2014 | By: Samuel Rodríguez Alonso

The End

Filosofar es otra manera cobarde de tener miedo a la vida. Solo conduce a simulacros de un insignificante que duerme.

En realidad, no hay mucho que explicar de la vida. El mundo solo sabe matarte poco a poco mientras tu duermes y dejas en manos del destino lo que solo tu puedes hacer. Y esa es una muerte muy tonta, pero como la de todo el mundo.

Confiar en las personas es ya dejarse matar un poco.

Al menos, en mis pesadillas estoy a salvo.




0 comentarios:

Publicar un comentario