miércoles, 4 de diciembre de 2013 | By: Samuel Rodríguez Alonso

Nada significa nada


Una vuelta, otra y otra más. Y siempre vuelvo al mismo lugar. Corriendo delante de esa marabunta de recuerdos que, cada vez más a menudo, arrasan en mi cabeza destruyendo lo poco que soy capaz de construir sin ti. Empañan los cristales de mis gafas y no me dejan ver lo que tengo delante. Ni siquiera estoy seguro de que haya algo delante. Quizás no haya nada.

No vivo el presente. Hace tiempo que no lo hago. El pasado me dejó marcado el camino que he de seguir, y el futuro esta tan nublado que no puedo ver más allá de este pedregoso camino en blanco y negro.


Que ya no hay primavera ni verano, ni noches estrelladas, ni verde en la hierba, ni azul en el cielo. Que ya no hay nada. Y nada siempre es toda la verdad. Nada significa nada.



0 comentarios:

Publicar un comentario