sábado, 7 de diciembre de 2013 | By: Samuel Rodríguez Alonso

Tu corazón se pinta los labios y sale a bailar

Te quiero tan salvaje como puedas ser. Con los labios rojos, desafiando las ventanas indiscretas, dejando bocas abiertas a tu paso. Haciendo hablar a mis vecinas mientras devoras los días de lluvia.

Quiero que lleves la bandera del inconformismo, esa tormenta que va cuesta arriba y que te enseñó a pelear, a golpear cada vez más fuerte. Que sigas siendo la chica que sueña que aún se puede soñar, zambullida en el mar de la contradicción. La que salta por su ventana y es capaz de volar, de llegar al desierto y esconderse allí de la rutina.

La que tiene malos hábitos que no quiere domesticar, y consigue que el Sol agonice en su intento de brillar más que tú.

Te quiero tan salvaje como puedas ser. Y sin embargo, te quiero para mí. No sé como podemos hacerlo. Pero una cosa esta clara… Eres tú.



0 comentarios:

Publicar un comentario