martes, 14 de septiembre de 2010 | By: Samuel Rodríguez Alonso

El límite que separa la genialidad de lo casposo

El mundo es grande e inagotable. Si te dejas guiar por la propia vida acabarás descubriendo cosas más interesantes, pero... el problema es la niebla. Esa niebla que hay delante de tus ojos, que te nubla y no te deja ver. Deberias darte cuenta de que haces caminos nuevos cada dia, no hay dos dias iguales de la misma forma que no hay dos personas iguales.
No seas iluso, el destino no existe. Nadie esta manejando los hilos de tu insignificante existencia. Si algo sale bien o mal es tan solo responsabilidad tuya... asique creo que es el momento de que empieces a tomar las riendas de tu vida y dejes de quejarte por lo mal que te va, ¿no crees?

0 comentarios:

Publicar un comentario