martes, 14 de septiembre de 2010 | By: Samuel Rodríguez Alonso

El vals de las miradas

Mírame. Basta con una sola mirada para percibir esa complicidad creada entre nuestros ojos, que conocen cada secreto que intentamos esconder, cada rincón que nos sirve de refugio, que se comunican en silencio, que saben expresarse mejor que todas las palabras, que son muchísimo mas sinceros que todos ellos... porque los ojos nunca mienten. Y, ¿para que nos vamos a engañar? Porque no hay nada más bonito que mirar tus ojos.

0 comentarios:

Publicar un comentario